Turismo single, viajar sólo ya es una ventaja

Solteros, separados o viudos, con o sin hijos, disponen ya de servicios y productos diseñados para cubrir específicamente su demanda de ocio y viajes para conocer gente.

En los últimos treinta años el matrimonio ha dejado de ser el objetivo vital de toda de la población y, en muchos casos, ya no es para toda la vida. De casarse, los españoles lo hacen a edades más maduras y además, cada vez mayor número de personas deciden vivir solos. Todo este cúmulo de circunstancias ha hecho que comiencen a ser habituales largos períodos de soltería que se pueden concretar en diferentes realidades: solteros, separados o viudos, con o sin hijos. Este tipo de cliente, también conocido como single, busca servicios y productos que se adapten a sus necesidades y posibilidades. Tienen mayor propensión a consumir ocio y a viajar, hasta un 39% más que la media según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

El turista single busca en el producto que contrata condiciones especiales de precio, servicio y trato. “Los solteros que viajaban solos se sentían descolgados y buscaban entablar nuevas amistades o conocer gente en el mismo viaje”.

Una oferta que permite la posibilidad de viajar con grupos formados exclusivamente por singles de edad semejante y las mismas inquietudes y aficiones. Una oferta de viajes para este tipo de público muy variada en destinos y actividades. “Se montan cenas, fiestas, sorpresas o convenciones para que todo el mundo se sienta muy integrado en el grupo y para favorecer que se conozca gente nueva!”. Según datos del INE se definen como singles cerca de 3.000.000 millones de españoles, el 8% de la población, y existen más de 2,8 millones en hogares unipersonales, el 20,3% del total. Un single es aquella persona que en un momento dado de su vida, por diferente causas no tiene pareja. Este público responde a un patrón de conductas y hábitos de consumo referido a las inquietudes culturales y las ganas de salir y conocer gente con la que compartir sus aficiones. Según datos del mismo organismo estatal, los singles tienen un sueldo superior al de la media en un 41% que se dedican a consumir en ocio, restaurantes, vida nocturna, estética, gimnasios y viajes tanto de vacaciones como escapadas de fin de semana. “Este tipo de individuos tienen más propensión al ocio y al cuidado personal o a viajar solos porque disponen de más tiempo para si mismos. Se definen como personas de carácter independiente, trabajador y muy receptivas a las nuevas propuestas de ocio y actividades”. Ella misma añade que la edad de los singles se mueve en un abanico muy amplio que se sitúa entre los 30 a los 65 años aunque, en realidad, el grueso de los clientes se encuentra entre los 35 y 55.

Fuente: vivetupropiaventura.com

Marcar el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *