Qué hacer y qué no en una primera cita

Ante la primera cita, surgen numerosas dudas, sobre todo si se trata de una cita a ciegas. ¿Qué debes hacer:1 ¿Le gustaré:2 A continuación, te damos algunas ideas sobre lo que debes y lo que no debes hacer en el primer encuentro.

Lo primero y más importante es que vayas con plena consciencia de que los más importante es divertirte y hacer del momento algo bueno.

Lo que sí debes hacer

… ser puntual. Ni se te ocurra preocuparte por parecer demasiado ansioso si eres el primero en llegar al punto de encuentro. Concéntrate en ser educado y respetuoso.

… ponerte lo que le dijiste. No mientas para poder ver a tu cita sin ser visto; es demasiado cobarde y maleducado.

… preguntar, pero sin que parezca un interrogatorio. A todo el mundo le gusta que le pregunten por sus gustos. También debes escuchar atentamente; puede que te sirva para después.

… contestar. Muestra tu personalidad a través de tus respuestas y recuerda que el optimismo es más atractivo que el pesimismo.

¡Nunca lo hagas!

… ser egoísta. Un monólogo no es una conversación. Si sólo hablas tú, la cita será aburrida. Lo ideal es crear un equilibrio en la conversación. Las mismas reglas que sigues en una conversación por teléfono o en el chat sirven para cuando habléis cara a cara.

… pedir platos que manchen. Una mancha de comida en tu ropa puede ser “encantador”, pero manchar a tu cita no es nada agradable en absoluto.

… ser maleducado si decides que esta será la única cita. Sé honesto, pero delicado. Dile, por ejemplo, que no sois tan compatibles como creías. Y nunca digas que le llamarás si no lo vas a hacer.

… ser tímido. Si te gusta, díselo. No tengas miedo al rechazo. Sin agallas, no hay gloria.

Fuente: starmedia.com

Secretos de placer para el sexo femenino

Despierta la pasión y el deseo de tu pareja con las formas en las que menos pensaste que fuera posible.

Conociendo bien tu cuerpo puedes despertar la pasión en tu pareja. Por si no lo sabías las mujeres pueden experimentar muchos tipos distintos de orgasmos, ¿crees conocerlos todos?

Punto G. Es el mejor orgasmo que puede experimentar una mujer. Este se genera a través de la estimulación de una zona existente encima del hueso púbico.

Punto K. Este está situado en ambos lados del clítoris, es una zona que ni las mujeres saben que existe, con la estimulación de esta área puedes lograr el éxtasis.

Punto U. No se menciona mucho, pero puede ser muy placentero. Se encuentra cerca del clítoris y se puede estimular de diversas formas.

Senos. Esta parte del cuerpo es una gran fuente de placer y también puede estimularse de muchas formas. Cada mujer tiene un gusto diferente para esta zona.

Estos son algunas de las áreas que puedes estimular con tu pareja para disfrutar de un encuentro pasional exitoso.

Fuente: starmedia.com

Romances de oficina

Según un estudio sociológico, el 13% de las personas que trabajan, conocieron a su pareja en el trabajo.

Mucho tiempo juntos

Si tomas en cuenta que la mayoría de las personas pasa más tiempo en la oficina con sus compañeros de trabajo, que en el propio hogar, es inevitable que muchos sucumban a las flechas de Cupido. En el 67% de los casos, la atracción surge al pasar juntos más horas que en casa e ir conociéndose poco a poco.

Muchas circunstancias favorecen los romances de oficina: con los demás hay trabajo en equipo, cercanía, trato continuo y afinidades. Los romances de oficina son muy frecuentes porque en el trabajo es común compartir problemas y satisfacciones con quienes están más cerca de ti en ese momento.

Características comunes

Según los psicólogos especializados en sexología, los miembros de la pareja contemplan desde mantener sólo una relación de juego, de pasión, de conveniencia, o sólo por hacer el día más agradable, hasta vivir juntos como pareja.

Muchas veces los “romances oficinísticos” sólo se dan con el objetivo de vivir el riesgo de tener intimidad dentro de la empresa, desde un beso apasionado hasta incluso relaciones sexuales.

Las combinaciones son variadas: el jefe con la secretaria, un empleado de menor categoría con su jefa, los compañeros que hacen su trabajo juntos, o si no se necesitan mutuamente para trabajar, buscan un pretexto para pasar la mayor parte del tiempo juntos.

Las empresas más favorables para este tipo de relaciones son los grandes corporativos con muchos empleados, sobre todo las que ocupan edificios enteros, porque ahí son más fáciles los jugueteos amorosos en el elevador, escaleras, sótano, estacionamiento o azotea.

Consecuencias

Estos “amores laborales” pueden tener resultados positivos, como motivarte a llegar más temprano, no faltar, volverte más eficiente, productiva, creativa, estar de mejor humor y llevar mejor la carga de trabajo cuando es rutinario o estresante.

Pero también pueden tener efectos negativos como dejar trabajo pendiente, incompleto o ausentarte por estar juntos. Por otra parte, si tienes un conflicto con la otra persona, esto puede influir negativamente en tu trabajo y en tus compañeros. Por eso, antes de empezar una relación amorosa en el trabajo, te conviene reflexionar en las consecuencias que puede traerte.

Romance y trabajo

Sin embargo, en el caso de que sí decidas arriesgarte a pesar de las repercusiones, debes actuar de la forma más discreta posible y tomar precauciones para evitar ser descubiertos “in fraganti”, así como rumores y murmuraciones que desprestigien tu imagen personal y profesional, la de la otra persona y su relación. Entre los errores que nunca debes cometer, están los siguientes:

• Pasar demasiado tiempo juntos, físicamente o por Messenger
• Expresarse muestras de cariño en la oficina
• Invadir su espacio mutuamente
• Resolver sus problemas sentimentales dentro de la empresa
• Pedir consejos a tus compañeros o jefes sobre la relación
• Favorecer o manipular profesionalmente a la otra persona
• Pensar que ese romance te puede ayudar a ascender en la empresa

Fuente: esmas.com

Besar mal: 1 de cada 4 españoles finaliza su relación porque al besar algo va mal

Un portal de búsqueda de pareja ha llevado a cabo una encuesta entre más de 1.300 usuarios con la finalidad de saber la importancia que tiene el beso en la relación de pareja. Según sus conclusiones, 1 de cada 4 españoles finaliza su relación porque al besar a su pareja algo va mal.

Conclusiones de la encuesta De la encuesta se deduce que 1 de cada 4 españoles ha finalizado una relación porque al besar a su pareja algo iba mal. Para el 42% la razón es que al besarse se dieron cuenta de que no había química. El 15% afirma que más que besarle su pareja parecía lamerle, y el 6% afirma que fue culpa del mal aliento. El 61% de los encuestados coincide en que los besos son importantes porque fomentan la intimidad, y para el 32% dan emoción. Solo el 2% de los españoles no considera los besos importantes.

Para el 74% de los españoles el mejor beso es el que se da lentamente, con los ojos cerrados porque es el más sensual y romántico. Muy por detrás (13%) escogen el beso múltiple que empieza en la frente, pasa por la mejilla, hasta llegar a los labios. El menos apreciado es el beso en la mejilla (1%). Según el 43% de los encuestados el beso bien dado se produce cuando hay pasión, aunque es importante darlo con dulzura (37%).

Pero para el hombre lo siguiente más importante es que se le ponga entusiasmo al acto de besar (8%), mientras que las mujeres necesitan que las vuelva locas (13%). Un dato interesante a este respecto es que el 38% de los españoles gira la cabeza hacia la derecha, frente al 15% que lo hace hacia la izquierda, aunque al 49% afirma no tener preferencia por el lado.

Lo que sí tiene claro el 68% de los encuestados es que la otra persona tiene que tener un atractivo general para que se produzca el beso. El 15% piensa que una bonita sonrisa también es importante, lo mismo que unos labios carnosos (13%). El 34% de los hombres consideren los labios de Angelina Jolie son los que querrían besar. La modelo Esther Cañadas tiene los labios menos atractivos según hombres y mujeres.

El primer beso Para el 48% de los españoles el primer beso fue mejor de lo que esperaban, frente a un 14% que afirma que los nervios lo estropearon. El 10% de las mujeres lo recuerdan como un beso húmedo y el 12% de los hombres pensaron que era un alivio el besar por fin a alguien. Mientras el 24% de las mujeres encuestadas besaron por primera vez durante unas vacaciones, el 28% de los hombres lo hicieron en una fiesta. Para otro 22% de las mujeres un bar o una discoteca fueron escenarios de su primer beso, lo mismo que para el 18% de los hombres. Para el 85% de los encuestados, debe hacerlo el primero que sienta que es el momento. Aunque un 16% de las mujeres aún piensa que es el hombre el que debe dar ese paso, frente a un 7% de los hombres que opina igual. El 67% de las mujeres y el 72% de los hombres creen que los españoles son los que mejor besan. Las mujeres escogen en segundo lugar a los italianos (18%) y los hombres se decantan por las francesas (14%). Los alemanes según ellas y las británicas según ellos son los peores a la hora de besar.

Fuente: 20 minuntos

¿Cómo robar un beso?

Uno de los momentos más difíciles suele ser cuando te atreves a dar un beso por primera vez con ese alguien que hace palpitar más rápido tu corazón.

Acepta un poco de ayuda, no creas que todo lo sabes. Estos consejos te ayudarán a robar un beso y hacer sentir a ese alguien hasta el cielo.

Si quieres saber cómo robar un beso, debes saber que no se trata de encajarle un beso y ya; debes de tener técnica, estilo, portarte como alguien que realmente merece ese beso.

No pases todo el día preguntándote cómo robar un beso o creando la estrategia perfecta, la verdad es que no es muy probable que todo resulte como lo planeado. No hay nada como un beso inesperado que resulte espontáneo, sobre todo si es un primer beso que ambos quieren pero que ninguno se atreve a robar.

Algunas buenas formas de robar un beso son:

Mira a ese alguien tiernamente, tratando de expresar todos tus sentimientos solo con la mirada. Crea ese momento romántico justo en el que un beso suele ser el complemento ideal.

Dile un piropo al oído y lentamente, acércate a su boca. Puedes jugar así un par de veces hasta que te armes de valor y sientas que es el momento justo para robar un beso y ser correspondido.

Toma a ese alguien especial de la cara, con tus dos manos, de forma muy tierna y dulce, mira fijamente sus ojos y acércate a su boca.

Para robar un beso, una buena estrategia es rozar suavemente su piel (la mano o su hombro) para luego subir a jugar o acariciar su pelo o atrás de las orejas. Luego te acercas y besas lento, con mucha pasión.

O bueno, ¿acaso no has visto en la TV una de las estrategias para robar un beso más quemadas? Sí, esa en donde le dices que tiene algo por la boca, te acercas a ver y ¡zas! le robas un beso. Podrías intentarla…

Si prefieres adelantar que vas a robar un beso, pero de una forma que antes te pueda dar una idea de si serás correspondido, no hay nada mejor que las frases para robar un beso:

“Tienes unos labios muy lindos…”

“¿Tienes otra goma de mascar? Yo quiero la que tienes en la boca…”

“Tienes pestañas postizas? A ver, déjame ver, cierra los ojos…”

Recuerda actuar rápido al robar un beso.

Pero algo que no debes olvidar: al robar un beso, o te corresponden, o no lo hacen, pero cada una de las opciones tiene muchas razones y posibilidades. Piensa antes de robar un beso porque después de intentarlo ya no hay marcha atrás y puedes dañar una relación. A veces simplemente no te conviene robar un beso.

Fuente: http://mujer.starmedia.com

Día Internacional del Beso Robado

El 6 de julio es el Día Internacional del Beso Robado, una celebración por aparte (aunque similar) a la del Día Mundial del Beso, el 13 de abril.

Algunos datos curiosos sobre la historia del Día Internacional del Beso Robado, son:

Un beso tiene efectos terapéuticos, pues si es largo y apasionado, reduce la presión arterial y el colesterol en la sangre, ¡y quema calorías!

La filematología es una ciencia que estudia las características fisiológicas y psicológicas de los besos.

En 1990, un estadounidense besó a 8 mil un personas durante 8 horas.

El primer ‘beso de película‘ se remonta a 1896; se trata de un clip de 30 segundos de Thomas Edison titulado: “El beso”.

El beso más largo es uno que duró 46 horas 24 minutos y 9 segundos. Gracias a este beso se aprobó la celebración y hoy podemos disfrutar del Día Internacional del Beso Robado.

En muchos países se celebra organizando concursos sobre besos robados. En nuestro próximo post te decimos sobre cómo robar un beso a un chico o chica y únete a la celebración.

Fuente: http://mujer.starmedia.com