El espinoso asunto del tonteo

El tonteo no hace más que complicarse al disponer de más modos de estar conectado a tiempo completo, recibiendo señales …

Sigo todos los blogs en castellano y en inglés que tratan desde el punto de vista técnico y metodológico el espinoso asunto del tonteo, ligue, o llamémosle X. Los anglosajones, mucho más racionales que nosotros lo llaman “Dating”, un término más adecuado que lleva implícita la provisionalidad de este método ensayo-error al que nos sometemos cada fin de semana. Si estás “dating”, todo el mundo sabe qué estás buscando, y que vas a probar con más de uno o una. Es como ir de compras, lo que no te gusta lo devuelves antes de 30 días. Pero eso en España no está tan claro y algunas somos dadas al drama.

Bien, en todos estos blogs (que no son pocos) he leído que, ojitos y tonteo por medio, si invitas a un chico a subir a casa solo hay un 0,02% de probabilidades de que diga que no. El riesgo es mínimo y las ganancias, máximas. Fiándome de las estadísticas (y como tengo baja tolerancia a la ambigüedad), decidí poner fin a una incertidumbre que venía soportando desde hace unos meses.

Uno de los problemas de disponer de cuatro o cinco modos de estar conectado a tiempo completo (Facebook, Whatsapp, email, teléfono, etc.), es que dispones de las mismas posibilidades de recibir señales poco claras que te producen serias dificultades para interpretar la realidad. ¿Qué se supone que está queriendo decir un chico que pone “Me gusta” a cada uno de las chorradas que cuelgas en Facebook, no importa que sea una foto o el vídeo del cumpleaños de tu madre? ¿Es acaso posible que no quiera decir nada y que simplemente te considera una persona aguda e inteligente que SIEMPRE hace comentarios que le gustan?

También he dedicado muchas horas a documentarme en Google sobre esto. Y según mis averiguaciones a ese chico, le gustas. Un “Like” es, como poco, una llamada de atención, una muestra de empatía, dicen los gurús de la Universidad de Harvard. Al final, todo depende de lo que quieras ver. Si el sujeto en cuestión no te gusta nada, lo normal es que ni te enteres de que pone “Me gusta” en todos tus comentarios. Y, por supuesto, te ahorras la búsqueda de Google. Pero en el caso que nos ocupa yo busqué en Google y en la vida, y todas las señales me reafirmaban en mi decisión de quemar mis naves.

Mi teoría es que hay que saber –lo que sea– cuanto antes. Así que me dispuse a romper la estrategia de la confusión perpetrando actos absolutamente explícitos:

Invité a cenar.

Un viernes por la noche.

En un restaurante pequeño y encantador.

Vestida para matar.

Con una botella de vino, que bebimos entera.

Le llevé a tomar la última copa a mi barrio.

Error.

Error.

Error

A ver: ¿En alguno de estos puntos he dejado de cumplir algún tópico de los que indican cuál es el objetivo de esa cena? ¿Es posible que después de todo esto alguien piense en la inocente intención de cultivar la amistad? ¿Estoy destinada a ser una excepción estadística?

En el punto 7 le invité a subir a casa y él, sorprendido, dijo que no se lo esperaba, ¿Perdón? En el punto 8 salí corriendo para no alargar más el ejercicio de ensayo-error, y en el 9 estamos ahora, con todas las teorías desmontadas y formando parte del 0,02% que confirma la regla de que un chico casi nunca dice que No.

Moraleja 1: los hombres que escriben blogs sobre sexo o son gays o siempre dicen que sí o no tienen ni idea de nada. Moraleja 2: el significado de los “Me gusta” de Facebook está poco estudiado y los investigadores deben ponerse a ello cuanto antes.

Mujer hoy – Mis Dramas

10 (+1) cosas que a las mujeres les gusta y ellos detestan

Hay cosas que a nosotras nos encantan, porque nos parecen sexys, originales o glamurosas, pero que sin embargo a los hombres les espanta. Te contamos cuáles son y cómo salvar esa diferencia.

1. Exceso de maquillaje
Ellos sencillamente no entienden por qué nos da por embadurnarnos la cara. Prefieren la piel fresca y natural, y hasta las pecas les hacen gracia. Les horroriza especialmente el maquillaje mal puesto. Sí ese que no es de nuestro tono, ni tampoco acaba de difuminarse, consiguiendo el efecto conocido como máscara del carnaval de Venecia. Lo peor es que vamos la mar de seguras con semejante embadurne porque lo que nos pasa muchas veces es que aún no hemos colocado un buen foco en el espejo del baño.

Soluciones:

1. Colocar una bombilla en condiciones,
2. Pedir una segunda opinión ( a una amiga a toda prueba).
3. (Y nuestra preferida) Reducir la frecuencia y la dosis de maquillaje.

2. Monos y petos
Son cómodos, cool, disimulan una incipiente tripa, son lo más esta temporada y los lleva Alexa Chung … pero a ellos sólo les parece que vas a Leroy Merlin y luego a hacer bricolaje. Ni más ni menos. No les seduce nada, y le otorga a la cita un aire bucólico pastoril del que no vas a poder recuperarte. Ellos lo asocian con una especie de cinturón de castidad que no los deja tocar piel. Los chicos son maravillosos pero de ideas fijas.

Soluciones:

1.Si te gusta mucho tu mono, póntelo e intenta convertir a tu chico a tu religión (las posibilidades de éxito son muy escasas, pero hay que perseverar y toda crisis es un oportunidad … y bla bla bla)
2.Créate el personaje de chica contracorriente, que no sigue las tendencias de la temporada, y guarda el mono en el fondo del cajón.
3. (Y nuestra preferida) Usa el peto para ir con tus amigas a Leroy Merlin y luego, hacer bricolaje.

3. Exceso de colonia
Dejar una estela de aroma allá donde vayas es tan rancio y demodé que hasta entiendo que ellos lo detesten. A ellos le interesa saber cómo huele tu piel (y a ti debería interesarte lo mismo) y si ya lo han averiguado y siguen contigo, seguramente es porque les gusta tu olor y no quieren interferencias.

Soluciones:

1.Despliega todas las estrategias posibles para averiguar si le gusta tu perfume (suele funcionar preguntar directamente). Si la respuesta es NO, no insistas y deja de usar esa colonia. Los olores son definitivos en una relación.
2. Vuelve a un valor seguro como la colonia Nenuco.
3.(Y nuestra preferida) Sea cual sea tu colonia, cara o barata, sé sutil y leve con los olores.

4. Pintalabios rojos (que manchen) o gloss pegajosos
Son verdaderamente sexys y hay chicas que lo llevan muy bien, pero ellos no lo acaban de ver. Hay varias teorías al respecto, según mi investigación de campo. Mencionaré dos, una es que una boca roja bien puesta siempre intimida, la otra, que es la que yo suscribo es que el pintalabios rojo suele manchar, con lo cual muchos prefieren mantener una educada distancia de unos labios muy rojos antes que salir con la boca manchada. Un punto y aparte merecen los gloss pegajosos y dulzones. Tres de cada cuatro chicos que conozco los detestan.

Soluciones:

1.Pintalabios rojo permanente (aunque los tonos nunca sean como un rouge clásico).
2.Eliminar los gloss dulzones y pegajosos de tu vida, o al menos de tus citas.
3.(Y nuestra preferida) Pintalabios rojo clásico, y un paquete de klínex en el bolso.

5. Faldas largas
Son volátiles y ligeras y llegaron sin avisar el verano pasado. Por lo que se ve aguantarán este otoño e invierno, botas mediante. Dan un aire bobo (boheme et bourgois) que a las chicas nos seduce y a ellos les espanta. Eso es así. La razón es simple y básica: ¿Dónde están tus piernas? No lo pueden soportar. Y en este apartado no he encontrado excepciones.

Soluciones:

1.Nunca la escojas como out fit de una primera cita.
2.Nunca la escojas para una cena romántica.
3.(Y nuestra preferida) Resérvala para tus días de esparcimiento y soltería.

6. Ropa interior pin up
Es tan trendy, tan hipster, tan moderna, que el concepto se les escapa del todo a los chicos hetero. Tus amigos gays te dirán que es lo más en la seducción, yo te digo, y créeme, que los tira para atrás. Para ellos, a no ser que seas la reina del burlesque, esas bragas en la cintura son un espectáculo antilujuria. Una cosa es ver las postales de los años 30 y considerarlas estéticamente interesantes, y otra, encontrarte a Dita Von Tesse en la cama. Los chicos son de asustarse y salir corriendo por mucho menos que eso. Lo de las sorpresas lo llevan regular y los sustos en la cama les sientan de mal para peor.

Soluciones:

1.No al look total. Si a pesar de todo insistes en el estilo pin up, escoge, sujetador o braga, Ambos es too much.
2.Nunca será una buena solución cambiar un pin up extremo por ropa interior color carne. Siempre hay soluciones intermedias.
3.(Y nuestra preferida) Usa ropa interior bonita pero con menos superficie cubierta.

7. Uñas largas y muy producidas
Les dan miedo. Literalmente. Le parecen armas de exterminación masiva, además las consideran poco higiénicas y peligrosas, para según qué prácticas. La moda de las uñas arty muy producidas y larguísimas se impone en la calle pero ellos no saben explicar por qué (confían y desean que la moda se agote). Se sentían más seguros cuando las chicas llevaban las uñas más cortas y, como mucho, la manicure francesa.

Soluciones:

1.No a los extremos. Si hasta hace nada no nos hacíamos la manicure por qué ahora tenemos que construirnos las pirámides de Egipto en cada dedo.
2.Sea cual sea el largo de tus uñas (aunque aconsejamos encarecidamente la moderación) que siempre estén limpias.
3.(Y nuestra preferida) El sentido común hasta para las uñas es un valor en alza.

8. Bañador
Ellos no entienden este concepto.No entienden qué ha podido pasar para que hayamos hecho el viaje del biquini al triquini y de ahí al bañador en solo dos veranos. Están desolados y no aceptan medias tintas. Harán lo que haya que hacer para que el biquini recupere su monopolio.

Soluciones:

1.Compra un bañador muy sexy pero sé conciente que solo le gustara a tus amigas y a los amigos gay. Serás la trend setter de la playa.
2.Intenta hacer el tránsito del triquini al bañador, a ver si cuela. Pero vaticinamos un fracaso estrepitoso en esta estrategia.
3.(Y nuestra preferida) Sigue con el biquini contra viento y marea, lo tendrás contento, aunque quizás el año próximo tu look sea de viejuna “muy de 2011”. Todo puede pasar.

9. Megapendientes
No es tanto que les espante como objeto decorativo. Es más bien que lo encuentran incómodos, pesados, y fríos en invierno. En fin, que les dan problemas, y no acaban de entender muy bien por qué nos gustan. Un apunte, los pendientes verdaderamente largos sólo lucen en cuellos idem y en chicas altas. Pero cada quien que haga lo que quiera. Con los megapendientes ellos tienen una relación amor-odio. Por un lado, le resultan molestos, por otro, le solucionan los regalos la mar de rápido.

Soluciones:

1.Opta por un tamaño más discreto. Ellos ni notarán el cambio pero se beneficiarán de las ventajas.
2. Atenúa el efecto árbol de Navidad del megapendiente, renunciando a la pedrería y al brillo, si no quieres renunciar al tamaño.
3.(Y nuestra preferida) Si te gustan y consideras que son parte de tu personalidad, no renuncies a ellos. Siempre te los podrás quitar en un momento dado.

10. Cuñas o tacones XXL
Que nadie me malinterprete. A los chicos les pirran los tacones, les gustan cómo perfilan las piernas y les parecen elegantes. Pero lo de altura normal, sobre todo los proporcionados con nuestra altura y nuestro tamaño de pie. La desproporción siempre es fea, y eso lo sabemos desde El Renacimiento. El efecto jirafa no les gusta nada, y lo de ir con una minusvalida temporal incapaz de caminar (con gracia o sin ella) sobre unos estilettos, le da risa. Con las cuñas, el asunto es aún más serio, no sabemos por qué las asocian a los zapatos ortopédicos. Y de ahí no los saca nadie. (Ah, hay un nicho nada despreciable de chicos que aman las zapatillas y las sandalias planas).

Soluciones:

1. Deja los taconazos para cuando necesites dar un golpe de efecto. Todo el día subida allá arriba acabará siendo aburrido para él. ¿Qué vas a dejar para ir de boda?.
2. Si sales con un enemigo acérrimo de las cuñas, puedes taparla con un pantalón largo. Es elegante, con clase y parecerás muy alta.
3. (Y nuestra preferida) Compra zapatos que puedas dominar y huye de aquellos que te dominen.

11. Look monjil o de colegio mayor
Una de las secuelas del furor de las tiendas vintage y de la libre interpretación de la moda de los cincuenta y sesenta es un estilo que podríamos definir entre naif y de colegio mayor, con faldas a media pierna, cuello colegial y mangas. A veces, una rebequita es definitiva. Tiene su gracia y hay chicas que lo llevan muy bien. Suele combinarse con un labial rojísimo. ¿Os suena? El problema es que ellos, a no ser que salgas con un verdadero enterado de las tendencias, no hacen ningún tipo de interpretación sociológica sobre los trasiegos de la moda, y lo que ven es una chica mojigata que tiene que espabilar. Y punto. Eso no les gusta.

Soluciones:

1.Relaciónate con insiders del mundo fashion que sepan quien es Chloe Sevigny y que estén a la altura.
2.Opta por la mezcla, un detalle de niña buena (el cuello colegial o el largo de la falda) con otras tendencias, para amortiguar el efecto Colegio Mayor.
3. (Y nuestra preferida) Pásate de rosca y remata el look con unos zapatos vintage de la década de los 40 ó 50. Al final todo el mundo sabe que las mujeres nos vestimos para nuestras amigas y para gustarnos a nosotras mismas.

Karelia Vazquez (hoymujer.com)

Internet y el amor 2.0

En 2009, el peor año de la crisis financiera en Estados Unidos, hubo una profesión nueva que resistió todos los embates bursátiles: las ‘matchmakers’, esas personas –casi siempre mujeres- que se encargan de emparejar gente presumiblemente afín que buscaba compañero en Internet. Cuando todo se venía abajo la gente seguía buscando el amor o el sexo, según el caso. En España, en enero de 2012, las suscripciones a los portales para buscar pareja subieron un 80% respecto al año anterior.

Si antes confiábamos en el azar y el destino para conocer al hombre y a la mujer de nuestra vida, ahora no queremos dejar cabos sueltos. Hartos de equivocarnos, nos ponemos en manos de algoritmos matemáticos que aseguran que también se sustentan en la química y en las hormonas para decidir por nosotros quien nos conviene. Las matchmakers se encargan de convencernos. En Estados Unidos son personajes que se pasean por los platós de televisión, aquí son más discretos, permanecen tras bambalinas y solo hace recomendaciones. Eso, al menos me ha contado Mila Cahue que ha trabajado como Matchmaker en Meetic.com. “Mis recomendaciones son solo orientativas, me dijo pero a continuación agregó: “Si tienes un 87% de compatibilidad con alguien según el algoritmo, hay que verse las caras porque hasta entonces no habrá nada seguro. En cambio, con alguien con quien consigues un 15% de compatibilidad no hay que molestarse en quedar.

Minimizar el margen del error, ir al seguro, acortar todo lo posible la incertidumbre y la travesía del desierto. No perder tiempo. Son todas, nuevas prestaciones que la tecnología ha agregado a nuestras milenarias tácticas y estrategias de apareamiento. Hay quien dice que también le ha quitado emoción y romanticismo al asunto. Otros argumentan, como la psicoterapeuta Mariela Michelena que saber que en teoría hay todo un mercado para escoger, introduce una falsa sensación de intercambiabilidad que no favorece las parejas de largo recorrido.

Sea como sea, después de varios años de peregrinaje por los diferentes sitios de ligue en Internet, usuarios, investigadores y hasta uno de los fundadores del negocio, Gary Kremen, creador de Match.com han tenido experiencias de todo tipo en estas lides. ¿Funciona el asunto? ¿Quién tiene más probabilidades de encontrar pareja, aquellos que se ponen a ello con cálculo y frialdad suficientes para someterse al ensayo error continuo sin que se les mueva un músculo de la cara, o los que en modo zen dejan fluir las energías y las potenciales parejas?

Gary Kremen, el fundador de Match.com, sufrió en sus propias carnes los efectos de su invento. En 1995 cuando fundó el portal había poca gente pululando en Internet buscando pareja. Gary necesitaba cobayas para probar la eficacia de emparejarse on line y cometió el error de dar de alta a su novia en el servicio. La chica encontró a otro, se enamoró y lo dejó más tirado que una colilla. La típica historia del cazador cazado.

Si antes se ocultaban las andanzas por Meetic y otros portales de contactos, ahora se airean las batallitas y se publican todas las meteduras de patas y todo el muestrario de falsos positivos con que hemos probado suerte. Aquí podemos leer los seis meses de un chico del Levante español en Meetic. Es duro pero es una buena manera de constatar que nuestra evaluación de los posibles candidatos en Internet es cruda, y a medida que vamos aprendiendo, el tiempo para demostrar si el otro es válido se acorta cada vez más.

Es importante saber qué terreno pisamos ahora que hasta el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) reconoce que más de la mitad de los solteros españoles ya buscan pareja en Internet. Por ello, hemos buscado a los que investigan y evalúan nuestro comportamiento on line para intentar delucidar si Internet sirve para buscar pareja o si funciona simplemente como un bar de ligoteo barato y de corto recorrido. Por ejemplo, Dan Ariely, un prestigioso economista del comportamiento cree que las citas on line no llevan a ninguna parte y que son, salvo honrosa excepciones, un desastre. Su argumento es que el único criterio que tenemos para elegir es una foto y un perfil donde la gente se describe más como quisiera ser que como realmente es. Con esta información las probabilidades de error se disparan, dice. “Es la complejidad de vivir una experiencia completa con el otro lo que te dice si alguien te gusta o no. Así que ha montado una web para experimentar el apareamiento de otra manera, simulando citas reales. “Las citas son algo más que sentarse en una habitación e interrogarse uno al otro, tienen más que ver con experimentar algo juntos en el mundo real, salir y ver al otro interactuar con el mundo, qué música le gusta y cuál no, qué fotos le gusta, cómo come, cómo se relaciona con la gente y una gran cantidad de aspectos no explícitos”, dijo a The Guardian en una entrevista. En el sistema de apareamiento online que este economista está experimentando cada posible contacto es como un avatar que te pasea por su vida. Hay más inforaciòn que en una foto y un perfil, lhay músicas, hay una simulación del sitio donde vive, de sus amigos, de sus lugares favoritos. Se trata de decidir ir ala primera cita con una idea más exacta de quien es el otro.

Para el filósofo francés Alain Badiou, autor de In Praise of Love el problema de las citas on line es que destruye la idea romántica del amor ofreciendo la promesa del riesgo mínimo. Badiou se revela contra la publicidad de algunos portales que parece que venden un seguro de vida: “Consigue el amor sin riesgo” “Uno puede encontrar el amor sin enamorarse” “Puedes enamorarte completamente sin tener que sufrir”. Badiou dice que nadie puede dar esas garantías y que una pareja no es una póliza de seguro a todo riesgo. Es un mal punto de partida para empezar una relación. Para él el amor es aventura y riesgo, no seguridad y confort. Pero él reconoce que en las sociedades modernas esto es un pensamiento que no gusta porque el amor se considera “un riesgo inútil”, una idea que amenaza, en su opinión, la propia existencia de ese sentimiento. Ante el más mínimo contratiempo salimos pitando.

El sociólogo Claude Kaufman, de la Universidad de la Sorbona, cree que la clave del fracaso de las citas on line tiene una razón fundamental, que ha nacido una nueva actividad de ocio de la que todos queremos disfrutar sin consecuencias. Se llama sexo. “El sexo es una actividad divertida que no tienen nada que ver con la monogamia, el matrimonio o la maternidad, es un divertimento. Gracias a los portales de citas on line hay un vasto supermercado donde abastecerse de amor y sexo donde cada quien puede tomar lo que quiera, según sus deseos y necesidades del modo más eficiente posible. Todo lo que se necesita es abrirse un perfil, y ellos pagar una modesta cantidad de dinero”. Para él el problema es que el amor y el sexo son en cierto modo “opuestos”. “Uno puede intercambiarse por dinero y el otro se resiste a ser reducido a términos económicos. El problema es cuando queremos las dos cosas al mismo tiempo, sin darnos cuenta de que no son lo mismo, y la citas on line intensifican esa confusión”. Para Kaufam, en la época de las citas on line y el speed dating (primeras citas que transcurren en siete minutos) la idea mayoritaria es conseguir relaciones breves que supongan el máximo placer con el mínimo compromiso. La idea de que siempre se podrá encontrar sustituto en Meetic o en cualquier otro portal reduce a cero el miedo a no encontrar la próxima cita.

A pesar de todos los temores de los académicos, el mundo se llena de parejas que no se han conocido en un bar ni en una fiesta de amigos sino teclado y pantalla mediante. Este reportaje de The Guardian llamado The way we love now (El modo en que ahora amamos) se dedicó a entrevistar a parejas consolidadas a empezar su relación en Internet) . El reto de los investigadores de nuestras tácticas de apareamiento es determinar si estas historias de amor son excepciones o son la regla. O si por el contrario, lo normal es estar en una interminable situación ensayo error cuando buscamos pareja en Internet. ¿Cuál es tu experiencia?

Fuente: Mujerhoy.com

Las ventajas del cibersexo

La seguridad y el aprendizaje son las dos ventajas principales que algunos expertos encuentran en la práctica del cibersexo, entre ellos el psiquiatra y sexólogo, Facund Fora, que ha expuestos sus razones ha en el curso La nueva sexualidad en el siglo XXI, en la Universidad Internacional de Andalucía. Los expertos han constatado el aumento de estas prácticas debido obviamente al crecimiento del uso de Internet.

Según este sexólogo el cibersexo posibilita un aprendizaje sexual y la búsqueda de una pareja sin que ello comporte un riesgo de embarazo ni de contagiarse con una enfermedad de transmisión sexual. Por estas razones este experto ha pedido que no se demonice su práctica.

Se calcula que alrededor de un 15% de los usuarios puede hacer un mal uso de esta práctica que está asociada en algún grado a la prática de pedofilia y al acoso sexual a menores. También, a la infidelidad y al riesgo de adicción al sexo. En cuanto al perfil de personas que practican habitualmente cibersexo, Facund Fora ha señalado que las personas con “mayor riesgo” son aquellas con personalidades “introvertidas e impulsivas”.

Fuente: mujerhoy.com

Ligar más

El único secreto es la autoconfianza. Si andas flojo en ese terreno, estos serán tus deberes:

Día 1:
De hoy en adelante haz una cosa al día que te dé miedo. Empieza poco a poco. Protesta por algo, o di que no a algo que te pidan. Si te han servido el café frío, consigue que te pongan otro. Si te mandan bajar a la calle a un recado, di que no puedes. Hazlo con educación y cortesía, pero no retrocedas. Perderás el miedo a las situaciones conflictivas.

Día 6:
Cada día, entabla una conversación con un desconocido (hombre o mujer). No sirve preguntar simplemente por una calle. Empieza por pedirle una opinión sobre un tema. Poco a poco te resultará más fácil acercarte a las personas.

Día 12:
Cuida tu aspecto. Ponte ropa que te siente bien (pide consejo si es necesario), arréglate el pelo, sé escrupulosamente limpio. Empieza a cuidar tu dieta y haz más deporte. Te encontrarás mucho mejor.

Día 15:
Cada vez que salgas de noche, habla con gente con la que no estés interesado en ligar. Haz amigos y amigas. Te empezarán a percibir como alguien sociable.

Día 16:
Mejora tu lenguaje corporal. Camina recto, imagina que eres una marioneta y que te mantienen erguido tirando de un hilo. Saca pecho, sonríe. Con estos ajustes bajará tu nivel de cortisol, la hormona del estrés.

Día 18:
Si una persona te gusta, debes intentar conocerla mejor. Ahora que tienes más confianza. acércate y pregunta algo que realmente quieras saber. Todos encontramos halagador el interés de los demás, y es un buen comienzo para entablar una conversación. De ahí en adelante, todo será más fácil.

Fuente: QUO

Cuál es la cita ideal para una mujer

Una encuesta realizada a mujeres españolas por Meetic.es dio algunas luces sobre cuál sería la cita ideal para ellas. Aunque no lo creas, son más románticas de lo que esperábamos y mucho más tradicionalistas. Observa los resultados.

Adoran que las lleves al cine. El 50% de las españolas afirmaron que lo que más les gustaría es que las lleven al cine en la primera cita, pues es la forma de comenzar una cita perfecta.

Ir a cenar es la segunda opción más preferida por las chicas. No importa si el lugar es elegante o no. Lo que desean es conocerte por medio de una buena conversación.

Las chicas adoran que las beses con la canción “Kiss me”, de Sixpence None the Ritcher como fondo. Fue la canción más seleccionada como tema para un beso. La menos valorada es “Colgando en tus manos”, de Carlos Baute y Marta Sánchez. Tómalo muy en cuenta.

Con estos tres tips seguro puedes hacerte una idea de qué es lo que ellas prefieren para una cita romántica perfecta. Eso sí, sorpréndela. A las chicas no les gusta que en la primera cita las hagan elegir. El 68% prefirió que el hombre tomara las riendas en el primer acercamiento.

¿Estás de acuerdo?

Por: Luis Pedro Villagrán Ruiz | Fuente: Redacción starMedia

Los beneficios de besar

Los beneficios de besar son muchos. Aparte de sentir mariposas en el estómago, está comprobado que los besos ayudan a mejorar la salud y el estado de ánimo.

Besar es mucho más que juntar los labios, es una magnífica oportunidad para perder calorías y llenarse de ánimo. ¡Nadie imaginaría el poder de los besos!

Muchos expertos aseguran que besar tiene muchos beneficios físicos y emocionales. Aparte de hacernos sentir bien, un beso es un acto gratificante con efectos positivos sobre el organismo.

Los beneficios de besar incluyen:

El ejercicio de los músculos faciales

La activación de la circulación sanguínea

La estimulación de la liberación de endorfinas (las hormonas de la felicidad)

La lucha contra la tristeza

La estimulación de la liberación de adrenalina

Bienestar emocional

Menos riesgo de padecer enfermedades

Mayores calorías quemadas

Así que ya sabes, aprovecha a besar a esa persona especial que te hace suspirar.

Deja que las mariposas revoloteen en tu estómago. Aprovechar los beneficios de besar, ¡no te arrepentirás!

Por: Alejandra Rodas | Fuente: Redacción starMedia

¿Cómo encontrar pareja en Internet?

Los escritores fantasma nos revelan sus secretos para encontrar pareja en Internet. Conoce las técnicas para encontrar pareja, son infalibles y seguras.

Los denominados “escritores fantasma” están ayudando a miles de personas a encontrar pareja en Internet.

El negocio del amor en Internet conlleva peligros y desencantos, ambos, inevitables. Es por ello que estos populares escritores revelan el secreto para encontrar pareja en Internet y pueden ayudarte a ti por una suma de dinero.

Los cupidos de la era moderna son cada vez más populares porque cuentan con un gran número de testimonios reales sobre la efectividad de sus técnicas para encontrar pareja en Internet. Pero, ¿cómo funciona?

“La necesidad es la madre de la invención”, considera Evan Katz, un experto en el arte de las citas por Internet. “Hay un número sorprendente de gente que no sabe cómo venderse de una manera original”, dice.

Katz insistió en que sus clientes no son perdedores, por el contrario, suelen ser personas exitosas, profesionales e integrales. Entonces, ¿cómo debe de presentarse alguien para encontrar pareja en Internet?

Los escritores fantasma se especializan en la escritura anónima ingeniosa y la redacción de mensajes románticos con encanto en nombre de hombres y mujeres que no quieren, no pueden o están demasiado ocupados para hacerlo ellos mismos.

“Estamos representando a nuestros clientes de la forma más honesta y precisa posible”, añadió. Estos escritores prometen reescribir un perfil electrónico para hacer más atractiva a cualquier persona que desea encontrar pareja en Internet, sin dejar a un lado la verdad.

Cada vez más personas se convencen de las habilidades de los escritores fantasma, después de que sus propios intentos por encontrar el amor en Internet, simplemente no han funcionado.

Fuente: starmedia

Dónde encontrar el amor en Internet

Independientemente de si se busca una relación seria y duradera o un encuentro casual, Internet ofrece la posibilidad de que almas solitarias de toda clase y condición puedan conocer a alguien.

Para aquellos que anden algo perdidos en este tema, el portal Column Five Media ha elaborado una infografía donde muestran y clasifican las distintas herramientas sociales que se pueden utilizar para encontrar pareja.
La infografía cuenta con dos columnas. En la primera se clasifica a los sitios web como si se tratase de lugares físicos en función de su orientación. Mientras que Facebook lo comparan como una reunión de ex-alumnos, Match.com tendría la categoría de bar de solteros, MySpace una discoteca o Chatroulette, directamente, un club de ‘striptease’.
En la segunda columna se enumeran una serie de características con las que cuentan o no, estos portales. Algunas de ellas son información sobre el funcionamiento del sitio web: gratuidad, predominio de perfiles reales, potencial de que el encuentro acabe en matrimonio o si utilizan algoritmos para recomendar posibles parejas.
Las descripciones de los sitios web también incluyen factores como si existe la posibilidad de acabar en alguna situación embarazosa, si el material que contienen es apropiado para visualizar durante la jornada laboral o si, por ejemplo, se permiten conexiones anónimas.
Los portales listados van desde el clásico portal al más puro estilo de una agencia matrimonial (eHarmony), anuncios clasificados (craiglist.com), uso de webcams (chatroulette), red social sin connotaciones sentimentales (tumblr.com) o uno especializado en organizar encuentros casuales para parejas casadas, asegurando la mayor discreción (ashleymadison.com).

Fuente: EUROPAPRESS

Seduce a una persona sin tener que decir nada

Conquista y seduce a la persona que siempre quisiste sin tener que decir ni una sola palabra.

El arte de la seducción depende mucho de la atracción de una persona con la otra. Lo importante es estar bien contigo misma para poder estar bien con alguien más. Otro factor importante es tener la confianza y autoestima en buen estado para sentirte cómoda. Toma nota de los consejos que tenemos para seducir a esa persona que tanto te gusta.

Siempre sonríe, deja que tu rostro diga todo por ti. Trata de no mover mucho las manos o de taparte la cara.

Ten siempre un aliento freso e impecable, el mal aliento aleja a cualquier persona.

Ríete sin tener que enseñar toda tu boca. Se reirán de tu risa y te llegarás a sentir incómoda.

Para coquetear muérdete suavemente los labios inferiores.

Ten contacto visual, no lo exageres ya que esto puede crear intimidad o miedo y molestia en la otra persona.

Si ya se han encontrado en varios lugares y han tenido contacto visual, deja que uno de los dos tome la iniciativa para empezar una conversación.

Fuente: starmedia.com