Comunidades de singles, crecimiento interno y plenitud para hombres solos

Uno de los grandes males a los que se enfrenta desde hace años la civilización es el individualismo, la soledad…existen demasiadas personas solas en el mundo y, si nos fijamos un poco en las razones que han llevado a la eclosión social, nos daremos cuenta que, cuando más plenos somos los seres humanos es cuando vivimos en comunidad, en compañía, cuando nuestro entramado social nos enriquece con aquello de lo que carecemos o cuando podemos compartir aquello que nos hace tambalear.

Solteros, hombres solteros, que no sólo se consolidan como públicos objetivos de multitud de marcas asociadas a los nuevos hábitos de consumo, sino que ponen de manifiesto como una opción impuesta o voluntaria y que encuentran en la asociación de un grupo de pares unidos por la misma situación, la eficiencia logrando dar un paso más en el proceso de crecimiento y desarrollo.

En España más de 3, 5 millones de razones viven solas, esto deriva automáticamente en la necesidad de éste colectivo de compartir, de establecer su propia red social, si… hoy los singles, los neosolteros encuentran en la red el equilibrio emocional que la soledad impone.

Personas que no por elegir libremente una opción de soledad como forma de vida, están exentas del arduo trabajo interno que supone la renuncia… la soltería se transforma en una forma de vida derivando en que estas personas necesiten asociarse para sentirse en plenitud.

Una opción en auge que aporta además, cifras de análisis imprescindible para los amantes del marketing emocional.

 Personas de clase media, en un rango de edad entre 30 y 55 años, que acogen a varios estados civiles y que buscan en su comunidad, que en España supera el 40% de la población, la satisfacción de sus necesidades de ocio y consumo a través de la red.

De nuevo nos encontramos ante una de las grandes fortalezas del nuevo ciclo donde la autoayuda, la superación personal, el crecimiento y, en general, cualquier término asociado al bienestar, se pone en conjunción con el devenir de la sociedad virtual dotándonos de herramientas y plataformas que nos ayudan en nuestro proceso de crecimiento interno.

En la comunidad impar, como es denominada aquí en nuestro país una iniciativa importada de Estados Unidos, viajes, actividades, ocio, para todos los gustos, perfiles y edades se suceden, llegando incluso a aprovechar los preceptos más beneficiosos del coaching con actividades al aire libre tendentes a la superación, entre un número ilimitado de eventos y propuestas.

Además de las comunidades, comienzan a proliferar las redes sociales ad-hoc, donde compartir el núcleo central de la soledad une al colectivo de singles facilitando el proceso de identificación de una nueva pareja.

Y es que no nos podemos olvidar que nos lo mismo ser single por elección que por obligación, supone un gran reto de superación personal y de seducción a la vida asumir la soledad para un separado o un viudo y es ahí donde radica el secreto del éxito de éste tipo de asociaciones.

De sobra conocido es el efecto sanador que las asociaciones en las que se comparten emociones tienen sobre las personas, forma óptima de escapar de las frustraciones y los dolores y de transitar a través de la búsqueda del equilibrio, por una situación que analizada desde la premisa de las oportunidades subyacentes en cada crisis, puede llegar a ser próspera y gratificante.

Para los que ser singles se está transformando en una forma de vida o lo han hecho ya, existe un aspecto del crecimiento interno muy relacionado con la exaltación del liderazgo, esencial para la plenitud de la naturaleza masculina y que se logra a través del tránsito por la aceptación y exaltación de las fortalezas de la soledad, como parte inherente desarrollo que necesitamos.

Las Comunidades de singles para hombres con actividades al aire libre se consolidan como fuentes inagotables de nuevas experiencias, lo que sin duda dota de dinamismo y frescura, a una opción de vida tradicionalmente condenada al ostracismo.

Carolina Velasco

http://es.globedia.com

¿Qué viviendas quieren los divorciados y ‘singles’?

La coyuntura actual y el avance de los años están llevando a la sociedad a adoptar nuevos hábitos de vida. La crisis, el desarrollo de las nuevas tecnologías, el aumento de la esperanza de vida o la libertad de compromiso en las relaciones sentimentales han conducido a que se registre un número mayor de personas que vive sola.

Así lo confirman los últimos datos de la Encuesta de Población Activa realizada por el Instituto Nacional de Estadística de diciembre de 2011: 3,4 millones de personas viven solas en España. Paradójicamente, la crisis, en vez limitar la creación de hogares, ha potenciado su proliferación, especialmente entre la población activa. De hecho, según estas cifras estadísticas, ha aumentado un 27% el volumen de viviendas de un único inquilino con trabajo (unos 300.000 hogares), hasta representar 1,51 millones del total.

¿Qué viviendas quieren los solteros y divorciados?

“Desde luego que el segmento de inquilinos, tanto de ‘singles’ como de divorciados, están tomando fuerza y aumentando entre las personas que viven solas”, afirma David Infante, agente y consultor inmobiliario personal. “Cada vez la edad para casarse es mucho más tardía y el número de divorciados ha crecido en los últimos años, sobre todo, entre los hombres, que son los que abandonan normalmente la vivienda”, explica.

Por eso, el tipo de vivienda destinada para esta potencial demanda también está empezando a pedirse y necesitarse más. De hecho, en algunas partes de España hay empresas que han construido y comercializado edificios enteros de pisos pequeños y tecnológicamente equipados para ‘singles’. “En general, los solteros que no quieren compartir piso, buscan inmuebles similares a un estudio que tengan entre 50 y 60 m², una o dos habitaciones o apartamentos en alquiler con rentas muy bajas, de menos de 500 euros”, afirma Jesús Duque, vicepresidente de Alfa Inmobiliaria.

Los divorciados, por su parte, tienen más necesidades de espacio y les importa más la localización del piso y los servicios de la zona si tienen hijos, y también es cierto que algunos pueden admitir una renta mensual superior. Asimismo, entre los separados, compartir piso suele quedar descartado: “Con hijos es imposible, no hay espacio”, cuenta Paco Rodríguez, presidente de la Asociación Padres y Madres en Acción (PAMAC), aunque por otra parte, reconoce que “sin hijos (compartir piso) es una alternativa a los precios del mercado”.

Las principales opciones de los padres divorciados que normalmente tienen que buscarse otra vivienda después de la separación son, tal y como apunta Rodríguez, “volver a casa de sus padres (si viven todavía) o acudir a casas de acogida para los sin techo (si no tienen hijos)”. Algunas Comunidades Autónomas, como la Comunidad de Madrid, realizan sorteos de viviendas de protección oficial, donde normalmente suelen ser beneficiarios los solicitantes separados y divorciados mediante resolución judicial que hayan sido privados del uso y disfrute de la vivienda conyugal y no tengan hijos. “No hay un cupo de VPO para padres y madres divorciados con hijos ni en las Empresas Municipales de Viviendas ni en el Instituto de la Vivienda de Madrid (IVIMA) de Madrid ni en el resto de autonomías, al contrario que sí existe para otros colectivos sociales (madres solteras, familias numerosa, emigrantes, mujeres maltratadas…)”, afirma el presidente de PAMAC.

Alternativas de vivienda

Por esta razón, las alternativas de un divorciado en la actualidad están un poco limitadas. Debido a que muchos de ellos tienen una vivienda en propiedad, pero no se han liquidado los bienes gananciales, no pueden acceder a una cuenta ahorro vivienda. Además, muchos de los separados tienen que seguir pagando la hipoteca de la que fue su vivienda familiar y no pueden contratar otra, ya que los bancos no permiten que una persona tenga dos hipotecas. “Si realmente tienes dinero, esto está superado. Los millonarios no tienen problemas de acceso a la vivienda, solo los asalariados”, opina el representante de PAMAC.

José Mª B. L., un divorciado con un niño de 4 años que tiene que mantener un inmueble familiar de forma no deseada de más de 120 m² con garaje. Tras la separación las principales alternativas que cuenta a su disposición son “la renuncia a los hijos, quedarme con la vivienda familiar, ser acogido caritativamente, compartir piso de manera forzosa o irme a vivir a zonas alejadas o barriadas consideradas socialmente como marginales”, nos revela. En cuanto a las ayudas estatales, José María opina que en divorcios especiales que impliquen cargas familiares sin custodia, no hay suficientes, “es más, se dificulta”, subraya. Subvenciones públicas más específicas y sin tantos límites (determinada edad, límite de ingresos sin tener en cuenta los gastos fijos…) para solventar las necesidades de vivienda o nuevos tipos de pisos más pequeños y más asequibles, mejor adaptadas a este público, es lo que haría falta.

Las dificultades económicas ha obligado a muchos jóvenes a tener que compartir piso para independizarse. De hecho, el piso compartido es la principal opción de los jóvenes para vivir en la gran ciudad. Según un estudio de pisos.com, la mayoría de las personas que se deciden a compartir vivienda se sitúan en una franja de edad de entre los 18 y 25 años. No obstante, con la crisis este tipo de inquilino está creciendo y ampliándose a otros espectros de población. Tal y como afirma Miguel Ángel Alemany, director general del portal, “la falta de solvencia modifica las tendencias: los que no pueden comprar, alquilan; los que no pueden alquilar, buscan un piso compartido; y los que compraron pero tienen dificultades para llegar a fin de mes, ponen en alquiler habitaciones. De este modo, el perfil del inquilino es mucho más amplio debido a la coyuntura económica actual”.

Rehabilita y alquila

La posibilidad de que este producto también pueda abarcar a la demanda de los jóvenes o solteros con ganas de emanciparse que no quieren compartir piso es otra razón más para que cada vez se empiecen a diseñarse viviendas con menos espacio o prestaciones, pero más baratas para este tipo de inquilinos.

“En Madrid, por ejemplo, hay viviendas muy baratas en Lavapiés, Tirso de Molina o dentro e almendra central, que son lo más barato para este público”, señala Infante. Además, muchos inversores y propietarios también pueden sacarle partido. Muchas de las viviendas actuales, o partes de casas grandes se pueden aprovechar: antiguos trasteros, buhardillas de entre 25 y 30 m², se pueden reformar y alquilar por una renta asequible de menos 500 euros al mes. “Es lo que actualmente tiene bastante tirón”, apunta Infante. Las personas que alquilarían este tipo de inmueble tienen un perfil bastante bueno, ya que no tienen ningún problema con el pago de la vivienda, que utilizarían de 2 a 3 años. Así, los inquilinos podría obtener una rentabilidad bastante segura y pragmática. Además, la mayoría de estos inquilinos jóvenes y solteros suelen tener el respaldo de sus padres para que respondan.

Ante la cuestión de si es necesario o no la construcción de inmuebles especialmente diseñados para estos inquilinos únicos, la concepción mayoritaria es que no. De hecho, puede ser un peligro establecer una especie de ‘guetos’ para inquilinos únicos que limiten el crecimiento normal de las familias. “Hay suficiente oferta en el mercado”, señala el vicepresidente de Alfa Inmobiliaria, “es solo cuestión de adaptar el precio de los inmuebles apropiados a esta demanda”. La reconversión de viviendas ya existentes, la rehabilitación de espacios, el alquiler de habitaciones o el abaratamiento de viviendas pequeñas pueden llegar a cubrir las necesidades de esta demanda específica. Asimismo, también será esencial la comprensión y colaboración de las Administraciones públicas para atender y solucionar adecuadamente este problema. Todavía está por ver si el nuevo plan de alquiler público destinado a las personas más desfavorecidas que anunció el Ministerio de Fomento dirigido por Ana Pastor, solventará estas necesidades.

C. GARCÍA-PANDO

Los ejecutivos “singles” toman mayores riesgos

Aquí hay otro estudio que te dejará perplejo acerca del sector corporativo de Estados Unidos. Un documento de trabajo publicado esta semana por la Oficina Nacional de Investigación Económica de Estados Unidos (NBER, por sus siglas en inglés) considera que las acciones de empresas con presidentes ejecutivos que son solteros son más arriesgadas que las acciones de las empresas dirigidas por presidentes ejecutivos que están casados.

El estudio, que fue realizado por dos profesores de la Universidad de Wharton School, analizó a 1,500 empresas y el estado civil de sus presidentes ejecutivos. Los profesores encontraron una diferencia real en el comportamiento de las empresas dirigidas por CEO que eran solteros y aquellas gestionadas por altos ejecutivos casados.

Las empresas con presidentes ejecutivos solteros tienden a gastar más dinero en rubros como la investigación y el desarrollo, adquisiciones y otras inversiones que podrían aumentar más rápidamente el tamaño de sus empresas, pero también tienen mayor probabilidad de fracasar. El resultado fue un precio más volátil en las acciones.

¿Por qué los presidentes ejecutivos solteros son más propensos al riesgo? Aquí es donde el estudio, que se titula Status, Marriage and Managers’ Attitudes to Risk, se torna un poco incierto. Los coautores Nikolai Roussanov y Pavel Savor sostienen que tiene que ver con las citas. Las personas solteras asumirán más riesgos para aumentar su “potencial de ser cónyuges”, dice Roussanov. “Incluso entre los presidentes ejecutivos, la posición relativa parece importar en el mercado matrimonial”, asegura.

Roussanov dice que es posible que las personas que optaron por ser solteros son tomadores de riesgos por naturaleza, pero él no cree que esa sea la respuesta. Tampoco cree que sus resultados estén distorsionados por el hecho de que las empresas de tecnología tienden a hacer más inversiones en investigación y desarrollo, y por que tienen CEO más jóvenes. Dijo que los resultados que halló fueron los mismos en todas las industrias, y sin importar donde vivía el presidente ejecutivo, a pesar de que las diferentes leyes de divorcio podrían hacer que el matrimonio fuera una propuesta más arriesgada para alguien que está tratando de proteger su riqueza,.

Roussanov señaló a Larry Ellison de Oracle y Steve Ballmer de Microsoft como ejemplos. Ellison, quien ha estado soltero muchas veces en su carrera, ha logrado una serie de grandes adquisiciones y ha sido combativo con sus competidores, dice Roussanov. Balmer, quien también ha estado casado mucho tiempo, ha sido criticado por no gastar una mayor parte de la gran acumulación de efectivo de Microsoft.

En total, alrededor de 20% de las empresas que observaron tenían presidentes ejecutivos solteros. Roussanov dijo que era imposible decir si había una diferencia de comportamiento entre las presidentas ejecutivas solteras y los presidentes ejecutivos solteros. No había suficientes CEO mujeres para que los resultados fueran estadísticamente significativos.

Entonces, ¿qué debemos concluir de todo esto? Una buena pregunta es por qué dos profesores de Wharton se están aventurando en las vidas amorosas o no amorosas de los CEO. Roussanov dice que el tema tiene que ver con el grado de influencia que tiene un presidente ejecutivo en la compañía. Y además, entra en el debate sobre si los CEO están en sobrepagados. Roussanov dice que su investigación sugiere que los presidentes ejecutivos, y más concretamente sus vidas privadas, sí importan y quizás demasiado. Los consejos directivos deben mitigar cualquier riesgo empresarial que sea tomado sólo porque el presidente ejecutivo está tratando de conseguir un cónyuge más sexy o más inteligente. Pero al parecer, no lo hacen.

Fuente: CNNexpansión / Por: Stephen Gandel

Uno de cada diez solteros prefieren invertir su dinero en un tablet que en encontrar novia, según una encuesta

Una encuesta realizada por un casino online afirma que el 11% de los hombres sin compromiso preferirían gastarse su dinero en un tablet que invertirlo en encontrar novia. Aunque quizás habría que añadir que se trata de uno de cada diez solteros que juegan en casinos en Internet.

El 44% de los encuestados ha usado alguna de las aplicaciones de los tablets “para resolver un problema de pareja” y el 15% dice usarlas de forma cotidiana para buscar recomendaciones que hagan mejorar su relación.

Fuente: http://www.noticiascrudas.com

Los solteros españoles invierten anualmente 34,9 millones de euros en la búsqueda de pareja por Internet

Chats de solteros, mediaciones para encontrar pareja por Internet y encuentros eróticos: los usuarios de contactos por Internet tienen que pasar por el suplicio de elegir. La búsqueda de pareja por Internet es, en la actualidad, una vía muy prometedora que se ha establecido socialmente: 1, 2 millones de españoles encontraron pareja por Internet en 2010. Únicamente el entorno laboral y de amistades ofrece posibilidades similares.

Los 100 principales portales de contactos generaron en España en 2012 alrededor de 34, 9 millones de euros, más del 85% a través de las cuotas de socios, el resto, como ingresos publicitarios. “Los servicios de contactos facturarán en la UE, por primera vez en 2011, más de 1000 millones de dólares estadounidenses, ” según informa Anna Jacobi, portavoz de prensa de www.sitios-encuentros.es. “Esto supone, por cada ciudadano de la UE, alrededor de 2 dólares; el promedio de los americanos supera ya 5 dólares.”

En la actualidad, nuevos segmentos del mercado están levantando revuelo en el campo de contactos en la Red: para la cuarta parte de los solteros que flirtea de forma desenfadada, en pocos meses se establecieron dos servicios de contactos del entorno de Facebook, Badoo y Zoosk, que actúan globalmente. No obstante, la disposición de pago en estos portales es prácticamente nula.

Resulta sorprendente la historia de éxitos de los llamados portales de citas a ciegas para iniciar aventuras eróticas sin compromiso. Frente a los encuentros sexuales de baja categoría de la primera generación, las empresas líderes en el mercado, como “C-Date.es” o “FlirtFair.es”, logran crear una relación sexual más o menos equilibrada. Según Jacobi, “para las mujeres resulta cada vez más obvio, desde Sexo en Nueva York, que es posible endulzar el tiempo de espera de la pareja adecuada, con aventuras eróticas; sin duda, un motivo de alegría para los hombres”.

“La gran guía de sitios de encuentros” es un observador independiente del mercado de contactos de Internet español. Las personas que buscan pareja encuentran los resultados de una prueba realizada a los portales de solteros líderes, así como recomendaciones para flirtear por Internet.

“Sitios-encuentros.es” pertenece a la empresa alemana Metaflake Network, que, desde Colonia, opera en 10 países.

Fuente: http://www.europapress.es